Sobre hijos de puta y otros creadores de opinión

 

Con mucho respeto, para el mayor hijo de puta que se ha sentado en la Real Academia de la Lengua Española.

En las redes sociales hay de todo. Hay gente que nos cuenta lo que come, hay gente que nos habla de su profesión y de lo bien que la hace, hay gente que observa y calla, hay gente que tiene necesidades y las expresa, y hay hijos de puta. Pero estadísticamente, el porcentaje de hijos de puta debe estar igualado, como en todos los lados. En un bar, en una reunión de escalera, entre el público de un acontecimiento deportivo, en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en la Real Academia de la Lengua Española y hasta en la Santa Madre Iglesia y si me apuran en la Familia Real (no te escondas, Froilán), habrá un porcentaje de hijos de puta más o menos equivalente. La campana de Gauss tiene esos caprichos estadísticos y planta más o menos un porcentaje equivalente de hijos de puta en todos los colectivos humanos. Continuar leyendo “Sobre hijos de puta y otros creadores de opinión”